Cómo ponerte en forma después del embarazo

Después del parto comenzaras de forma paulatina a recuperar de nuevo tu figura ya que en el periodo de gestación tu cuerpo ha presentado diferentes cambios a nivel de la piel en su parte física y hormonal.

En la piel se han producido ciertos cambios como el aumento de peso y el aumento del útero, se ha producido cierta distensión que al llegar a la normalidad esta se vuelva flácida y sin tono. El metabolismo de cada mujer es diferente y que recobrar el peso que tenias antes de la gestación puede llevarte algunos meses.

belleza post parto Cómo ponerte en forma después del embarazo

Por el peso del feto los músculos del suelo pélvico son los que mas flácidos se vuelven, los cuales se deben recuperar permitiendo prevenir una futura incontinencia urinaria.

Sólo debes contraer los músculos de esta zona con todas tus fuerzas y después relajarlos. A medida que se vayan fortaleciendo los músculos podrás realizar más repeticiones. Para recuperar un abdomen plano debes realizar ejercicios específicos de tonificación y fortalecimiento de estos músculos y de la cintura.

Entre los cuatro y los seis meses después del parto ya estás en condiciones de empezar un trabajo rutinario de abdominales, dedicando quince minutos al día, con una periodicidad de cuatro a cinco días a la semana, notarás cómo tu abdomen se vuelve más firme y plano.

Si lo haces con constancia, puedes empezar a ver resultados al cabo de un mes aproximadamente. Además, este trabajo te ayudará a mejorar tu postura y a prevenir posibles problemas de espalda.

Como el busto gana volumen debes ejercitarlo para fortalecerlo y tonificarlo. La lactancia también te ayuda a recuperar tu peso con mayor facilidad, ya que la producción de leche exige la utilización de las reservas de grasas almacenadas durante la gestación

Veamos algunos tips

• Los primeros ejercicios que debes hacer después del parto son los que permiten fortalecer y tonificar la musculatura del suelo pélvico 30 o 40 días después del nacimiento de tu bebé.

• La práctica de ejercicio físico debe iniciarse siempre y cuando se cuente con la autorización del ginecólogo.
• El trabajo abdominal para fortalecer los músculos debe iniciarse una vez recuperado el tono de la musculatura perineal o suelo pélvico.
• Debes empezar poco a poco e ir aumentando la intensidad y frecuencia del ejercicio.
• El mejor ejercicio cardiovascular durante esta etapa es caminar.
• Toma suficiente agua.
• Utiliza brassier en el día y en la noche para prevenir la caída del busto.
• Aliméntate bien evitando grasas y azúcares.
• Un buen masaje puede ayudar a relajarte y recuperar el tono muscular.
• Continúa utilizando cremas hidratantes.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>