Como hacer de los hijos personas responsables


La educación de los hijos es una tarea difícil pero de muchísima importancia, de ello va a depender su personalidad y la forma como se enfrenten al mundo. El dialogo en la mejor alternativa al castigo, da confianza, seguridad y responsabilidad al niño.
educacionhijos Como hacer de los hijos personas responsables
Lo mas utilizado es el premio-castigo, se premia al niño por algo que hace bien, se castiga si algo hace mal, para muchos expertos a pesar de ser un método eficaz, puede ser muy peligroso a la hora de educar personas responsables y seguras ya que el niño aprende a no repetir la acción por temor a ser castigado o lo hace al contrario para recibir el premio.
A los niños se les debe enseñar, pero a la vez se les debe educar, la educación va mas allá y tiene que ver con que aprendan a interpretar y dar sentido a las cosas y a la vida, se fundamenta en pilares diferentes que buscan formar parte del niño responsable.
Ser responsable es ser capaz de aceptar las consecuencias de las acciones que llevamos a cabo. Se trata de promover la autonomía del niño y dejarle actuar con libertad, pero sin confundir esa libertad con permisividad, de lo contrario, estaremos educando niños irresponsables acostumbrados a hacer y deshacer siempre según su voluntad.
Los pilares de la educación
• Tiempo: para pensar qué educación queremos para nuestros hijos y para observarlos y explicarles aquello que no entiendan las veces que sea necesario.
• Comunicación y diálogo: los niños que aprenden a dialogar desde pequeños tienen más facilidad para comunicarse y comprenderse a sí mismos y se convierten en personas más autocríticas y responsables. Es muy importante que el niño aprenda a contar y explicar lo que ha hecho durante el día, pero también lo que siente y piensa acerca de si mismo, de lo que ve y de los demás.
Saber interpretar: es muy importante saber interpretar lo que los niños exteriorizan a través de sus palabras, sus juegos y sus conductas, puesto que muchas veces, sin saberlo, están reflejando sus propios miedos y deseos.
• Coherencia: es imprescindible que haya una correlación entre lo que los padres hacen y lo que enseñan a sus hijos. De lo contrario, quedarán desacreditados y desautorizados. No hay que olvidar que son más convincentes las acciones que las palabras.
• Confianza: los niños y los adolescentes que tienen confianza con sus padres suelen tener una mayor capacidad para resolver sus problemas. Si no se ha dado esa buena comunicación entre padres e hijos para fomentar la confianza de los unos en los otros, lo más probable es que a la hora de actuar, el adolescente reaccione de manera contraria a como lo harían sus padres, manifestándose así su rebeldía.
• Amor y cariño: Sentirse querido y amado da seguridad al niño. Por ello, es importantes en la educación la presencia activa de los padres, las caricias, los besos y los abrazos, los juegos y el tiempo que se pasa con los hijos.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>